Destacadas Notas

#NiUnaMenos / Otro femicida a juicio tras un crimen horroroso

Claudio Víctor Ramón Segundo de 20 años está acusado de asesinar a Brisa Oriana Goytea de solo 15. Mantenían una enfermiza relación sentimental atravesada por la violencia.  El terrorífico crimen ocurrió el 6 de Diciembre de 2016, en una vivienda de barrio Pablo Saravia, donde la víctima fue estrangulada con un cinto.

Ningún autor de alguna novela de ficción basada en un futuro distópico hubiera podido imaginar en el nuevo milenio a jóvenes –casi adolescentes– cargar con relaciones atravesadas por la violencia y atestadas de una precocidad abrumadora a la hora de repartir pulsiones.

A Claudio Víctor Ramón Segundo lo encontró la Policía cavando una fosa en el patio de su casa para enterrar el cuerpo de su pareja. Puesto así, se está ante el comienzo de una trama de horror, de un psicópata carente de toda culpa.

Para completar el perverso cuadro éste alucinante demente había colocado el pequeño y delicado cuerpo de Brisa, dentro de una bolsa, con la inconfesa intención de enterrarla.

Como componente que invariablemente se materializa en estos perversos actos olvidados de Dios, debido al microclima de violencia que se respiraba ya de antemano, fue que el trágico hecho se sucedió frente a los ojos de la hermanita del femicida, de solo 13 años.

La nena, rápida de reflejos y dotada de un gran instinto de conservación y sentido común, salió a los gritos a pedir ayuda. Corrió poco más de tres cuadras hasta la comisaría 15 de San Remo, donde a las 15:50 les dijo a los policías que su hermano había matado a su novia. Por ello, en cuestión de minutos el energúmeno ya estaba sentado en el patrullero.

Por su parte, la señora Elisabet Muñoz, madre de la joven asesinada le decía a El Tribuno: “Como familiares directos del horror que tuvimos que sufrir no merecíamos enterarnos de la forma que nos enteramos: a través de los medios. Estoy muy molesta con el fiscal Pablo Rivero y la doctora auxiliar porque me dieron su palabra que iba a ser la primera en enterarme de la fecha del juicio y terminé siendo la última. Una vergüenza y falta de respeto total, faltaron a su palabra. Por qué todo el mundo se tiene que enterar menos yo, su mamá, la que perdió a su hija”.

A la luz de los hechos el fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Rivero, tomó el caso y ante el inminente inicio del debate oral, representará al Ministerio Público ante la Sala III del Tribunal de Juicio en la audiencia de debate contra Claudio Víctor Segundo, imputado por el delito de homicidio doblemente calificado de Brisa Oriana Goytea.

“Enfermiza, obsesiva, conflictiva”

De esa manera calificaron familiares y amigos del entorno de la pareja a la relación que llevaban ambos jóvenes. Según los amigos de la víctima, el execrable sujeto mantenía una relación con la chica desde hacía dos años, y ya era costumbre escucharle lanzar amenazas tales como “la voy a cagar matando si me deja”.

Otros testimonios dan cuenta de que esta verdadera bestia le había destrozado un teléfono celular que le habían regalado a Brisa por su cumpleaños, aduciendo que no quería que su novia hablara con nadie.

Otros testimonios vertidos en el diario El Tribuno, dan cuenta de que esta verdadera excrecencia humana, consumía drogas, había cometido varios robos y hasta practicaba boxeo para tirarle la bronca al que osare mirarle la novia, según una amiga de la infortunada víctima.

Fotos: Fiscales Penales Salta, Informate Saalta