Destacadas Editorial

#Paso2017 / La madre de todas las “borocoteadas”

En 2015, Frida Fonseca destrozaba a Durand Cornejo y este hacía lo propio con la “blonda” edil y sus pares. Hoy en día cuesta creer, al ver los carteles de la lista 741, sí contiene un error de impresión o se trata de la madre de todas las borocoteadas.

SALTA. 06-08.- El verbo “borocotear” proviene del impacto que causó en su momento el traspaso del médico mediático Eduardo Lorenzo Borocotó del centroderecha (integraba la lista de Mauricio Macri) al centroizquierda de Néstor Kirchner –a días de jurar como diputado electo–. Cuestión que tuvo un daño irreparable en su vida pública y su imagen.

Desde entonces este tipo de volteretas se conocen como “borocoteadas”. Salta no está exenta de estas maniobras que causan tanta vergüenza ajena y que en definitiva, al no estar directamente afectadas al día a día, se olvidan con facilidad, pero cuando se producen de manera tan grosera, como en el caso Fonseca-Durand Cornejo, no pasan desapercibidas.

De Gustavo Sáenz

El 20 de marzo de 2015, según una nota publicada en El Intra, Foseca decía que “aunque Gustavo Sáenz es un valioso dirigente y tiene profundas convicciones, en este momento se equivoca acompañando un proyecto del pasado que dejó graves heridas sociales como fue el Romerismo. Su decisión de integrar el frente peronista opositor tiene que ver con los resultados de las últimas elecciones donde perdió su banca en el Senado”.

De Durand Cornejo

En cuanto a su “nuevo compañero” de campaña, en la misma nota manifestaba: “Guillermo Durand Cornejo construyó su imagen desde los medios de comunicación, donde se presentó como defensor de los consumidores y por eso la gente lo conoce, pero pocos o nadie sabe de sus reales posiciones políticas”.

Los conceptos de la edil no se quedaban allí, además agregaba que: “Mi temor es una posible intendencia en manos de Durand Cornejo porque los problemas quedarían de lado ante la visión superficial y sectorizada que tiene de la cuidad y sus habitantes”.

Desde el lado de Durand Cornejo tampoco éste actuaba como el buen cristiano que pone la otra mejilla, todo lo contrario, los calificaba con aberrantes epítetos que más se acercan a los contenidos de una cloaca, por decirlo elegantemente.

Del PJ

El peronismo históricamente desde sus antípodas ha registrado volteretas increíbles y “panquequeadas” de leyenda. La histórica pelea de los montoneros con Perón marcó un verdadero hito; el “divorcio” de los Kirchner con Menem y hasta Bergolio –el papa peronista– peleado a muerte con Néstor Kirchner, ahora recibe a Cristina, Salas o Moreno.

Según consigna hace una semana el portal InformateSalta, los ediles Gastón Galíndez y Frida Fonseca anunciaban que dejaban el PJ para buscar bancas legislativas con el partido de Gustavo Sáenz, nadie creyó estar presenciando un hecho inédito y algunos, incluso, hasta se mostraron tolerantes con una decisión que según los migrantes obedecía a que el oficialismo “U” pretendió imponerles un candidato en la lista. Lo que nadie se imaginaba por entonces era el radical cambio de conducta que esos ediles protagonizarían con la figura de Guillermo Durand Cornejo, el outsider que hasta hace poco era para ambos un villano de la política aunque ahora devino en casi líder y conductor.

lista741

¿Quién los entiende?

No conformes con ensuciar la ciudad, gastar inmorales cantidades de dinero en campañas, fondos que bien podrían tener como destino a merenderos atiborrados de niños hambrientos, lo gastan en un proselitismo revulsivo que ya tienen hasta el hastío y el asco más profundo a la ciudadanía.

Ahora hay que verlos por toda la ciudad, en esa suerte de semiótica borocoteada y miserable que exhiben por todas las esquinas de Salta.

Foto: InformateSalta
El Intra
Ambito.com
Cuarto Poder