Destacadas Editorial

#ChauFueros / Fueros para no ir en “cana”

Lo hizo Menem, lo harán Cristina y De Vido. La experiencia también se vive en otros países como Chile, donde el dictador Pinochet se llevó los fueros a la tumba. Las trampas del sistema democrático y el populismo en su grado máximo. Hecha la ley hecha la trampa.

Originalmente se trata de una protección para quienes actúan en el ámbito legislativo. La idea es mantener la división de poderes, impidiendo que se encarcele a miembros de otras ramas del Estado por cuestiones políticas. Este derecho está garantizado por el artículo 69 de la Constitución, que establece que sólo se podrá arrestar a un Diputado o Senador en caso de ser sorprendido in fragante en un delito.

Pues bien, a De Vido lo “sorprendieron in fragante en VARIOS delito” y al parecer no va a ir preso ni un solo día, ya que se debe mover una estructura enormemente burocrática para que el ex esbirro de los Kirchner quede, al menos, detenido.

El ex ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la República Argentina durante la aciaga década K, ahora es diputado nacional y por lo tanto todas las causas que pesan sobre su persona quedarán en el cajón de algún juzgado hasta que no quede un solo ser humano en el planeta Tierra.

La Oficina Anticorrupción tiene 21 causas donde querella o monitorea y que vinculan a De Vido con hechos de corrupción. La lista sorprende, ya que va desde la causa Skanska (evasión impositiva y pagos ilícitos), pasando por Belgrano Cargas (causa de oficio, donde también está denunciado Ricardo Jaime), hasta la compra de chatarra ferroviaria a España y Portugal (también denunciados Juan Pablo Schiavi y Manuel Vázquez, entre otros) y la ruta del dinero K (acusación con Lázaro Báez, Leonardo Fariña y Federico Elaskar, entre otros).

Para los más enfervorizados kirchneristas quienes añoran el regreso de Cristina y opinan que la corrupción es solo un maquillaje de la perversa oposición –idéntico metan discurso utilizado hasta el hartazgo en Venezuela– para evitar que se visibilicen las “conquistas sociales” del “proyecto nacional y popular”, la tragedia de Once, en la que ya fue condenado el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, a De Vido lo tiene contra las cuerdas, donde está procesado por orden del juez Claudio Bonadío quien lo procesó por “supuesto coautor del delito”.

Ese trágico hecho que se llevó la vida de 51 personas y más de 702 resultaron heridas, es solo una pequeña muestra de lo que la corrupción le puede hacer a una sociedad aturdida por el populismo.

Menem lo hizo… y Cristina quiere hacerlo

El contrabando de armas a Croacia y Ecuador seguramente era el capítulo más emblemático de corrupción en la vida institucional argentina hasta que llegaron Néstor y Cristina.

En 2013 una nota de La Nación daba cuenta de la sentencia que pesaba sobre Menem. “El ex mandatario fue considerado coautor del delito de contrabando agravado y se pedirá su desafuero como senador nacional para que se concrete la sentencia (…) el ex jefe de Estado fue condenado tras 18 años de investigación por el envío ilegal de 6000 toneladas de armas del Ejército a Ecuador y Croacia durante la década del 90”. Obvio que jamás perdió los fueros y menos su libertad.

riotercerointe

Ahora se entiende perfectamente el porqué de dimitir al ballotage con Néstor. “Como decía la compañera Evita, renuncio a los honores y a los títulos pero no a la lucha”, decía Menem el 14 de mayo de 2013, en uno de los episodios más vergonzosos de la historia de la democracia. Ese día Néstor pactó la libertad de Menem, ya que había perdido las elecciones con el riojano.

En aquella ocasión el Frente por la Lealtad, que postuló a Menem, obtuvo el 23,98% de los sufragios, contra el 21,97% del Frente para la Victoria, de Néstor Kirchner. Sorpresivamente Menem se bajó en la segunda vuelta y 14 años después goza de total impunidad después de haber hecho volar por los aires un pueblo entero para tapar sus felonías, además de empobrecer a la Argentina como nadie.

Con respecto a Cristina, las causas Dólar futuro, Hotesur, Los Sauces y la ruta del dinero K son algunos de los asuntos judiciales que podrían llevarla a una eventual detención, por ello es que se postula para senadora de la nación y de esa manera no tener que responder ante la Justicia. Las acusaciones van desde cohecho hasta enriquecimiento ilícito, sin mencionar “traición a la patria”, por mencionar el pacto de impunidad con Irán que denunció Nisman, quien apareció con un balazo en la cabeza en su departamento de Le Parc y que Pagina 12 al otro día tituló en su tapa “¿Qué lo llevó a quitarse la vida?”, tan burdo como el “encarcelamiento” de Menem en la quinta de Don Torcuato con una Miss Universo.

Además está acusada de dirigir la ruta del dinero K, la cual empezaba en Río Gallegos, hacía escala en Buenos Aires y seguía su rumbo hacia cuentas en Suiza, de empresas radicadas en paraísos fiscales. Esta información la brindó el “infiel” valijero Leonardo Fariña, quien en rebeldía por que lo dejaron afuera del negocio, cantó como Pavarotti en una cámara frente a Jorge Lanata y que después fue vista por todo el país. Siempre hay cabos sueltos.

once

Todo tiene un límite

El derecho de los legisladores fue limitado por la Ley de Fueros, aprobada en septiembre de 2000 luego del escándalo por los sobornos que se pagaron por la aprobación de la llamada “ley de reforma laboral”. En ella se establece que un legislador no puede ser encarcelado durante su mandato, a menos que haya sido desaforado, pero sí puede llevarse adelante todo el resto del proceso judicial. Lo que la ley sí prohíbe es que se allanen el domicilio o las oficinas de los legisladores.

Lamentablemente estos crápulas jamás conocerán una unidad carcelaria en calidad de huéspedes, ya que en la Argentina solo van presos los ladrones de gallinas.

Perfil
Chequeado.com
La Nación