Retro

Cuánto costó la Revolución de Mayo

Desde las velas hasta el vino, pasando por las carretas y los premios, la cuenta detrás de la fecha patria.

La Revolución de Mayo es una de las fechas más significativas para los argentinos. Se trató, básicamente, de la confección de un primer gobierno patrio, entre criollos y españoles. Sin embargo, nada es gratis en la historia de una nación: ¿cuánto costó la revolución?

De acuerdo a datos del Archivo General de la Nación, citados por el sitio revisionistas.com, el siguiente listado de gastos fue consignado al Cabildo en aquellos días.

Por 24 viajes en “doce carretillas, que condujeron a las Casas Capitulares los escaños de las iglesias de la Catedral, Santo Domingo, San Francisco y la Merced; y otro igual número de viajes para volverlos a llevar a sus respectivos destinos” se gastó “cuatro reales por cada uno”, es decir, $ 12.

Mientras tanto, se gastó “un peso de velas, gastado en los faroles con que la citada noche del 22 iluminaron los corredores, escaleras y demás habitaciones de las Casas Capitulares”. Allí se agrega $ 1.

A eso se le agregó “dos reales de hilo que se compraron para atar los citados faroles: $ 2”.

A la hora de beber, se pasó de gasto “diez botellas de vino generoso, a peso fuerte cada una, seis ídem de Málaga, a cuatro reales, dos pesos de chocolate y trece libras de bizcocho a cuatro reales cada una, que se consumieron en los días y noches del 21 al 27 inclusive, como único refrigerio que en circunstancias tan apuradas pudo proporcionarse al crecido vecindario que concurrió”. Por lo tanto, se gastaron $ 21 con 6 reales.

La cuenta continúa con “seis libras de cera consumidas en las Salas Capitulares las expresadas noches del 22 al 27 inclusive, al respecto de doce reales cada una”, es decir, $ 9.

“Por un peso de obleas gastadas en la fijación de los carteles y bandos publicados por este excelentísimo Cabildo: $ 1”, agrega el sitio, apoyándose en la Crónica Histórica Argentina N° 7, “Revolución en Buenos Aires” (Editorial Codex S.A.).

El listado sigue. “Por ciento noventa y nueve pesos, valor de tres relojes de primera, mandados comprar por el excelentísimo Cabildo para obsequiar con ellos al capitán, teniente y alférez de la compañía del Batallón N° 3 que hizo la primera guardia de honor a este excelentísimo Cuerpo, con motivo de haberse reasumido en él el mando superior de estas provincias”, reza el gasto. Por lo que allí se gastó $ 206 con ¾ reales.

“Por cien pesos que por la misma razón se mandaron entregar para gratificar la tropa de dicha compañía”, $ 103.

“Por setenta y tres pesos con seis reales satisfechos al fondero Andrés Verdial por las comidas que dio a los SS Capitulares y otros varios sujetos en los días 23 y 25 en que sólo pudieron tomar algún alimento”, $ 73 con 6 reales.

Mientras tanto, “por dieciocho pesos dados de gratificación a los criados que sirvieron con los coches pedidos para las diputaciones y demás cumplimientos hechos por este excelentísimo Cabildo al excelentísimo Virrey y Junta provisoria en que se subrogó el mando”, es decir, $ 18 con 4 reales.

En cuanto al premio, se cita que “por tres onzas de oro dadas de gratificación a los cincuenta hombres de que se compone la partida celadora por el extraordinario servicio que en esos días de turbulencia hicieron y demás diligencias de repartir esquelas, fijar carteles, etc.,”, por lo tanto, allí se gastó $ 51 con 6 reales.

Finalmente, se utilizaron “veintiocho pesos con seis reales que importó la iluminación puesta en la galería del excelentísimo Cabildo las noches del 23, 24 y 25”, es decir, $ 28 con 6 reales.

De esta forma, la Revolución de Mayo costó un total de $ 521 con 5 ¾ de reales.

Si se calculara cuánto equivaldría el peso actual en comparación con la moneda que se utilizaba en 1810, el resultado sería un número con alrededor de 24 ceros. Para decirlo de otra forma, un peso de hoy sería igual a un cuatrillón de pesos (o reales) que se utilizaban para pagar en la época de la Revolución.

Apertura.com