Destacadas Personajes

“Ganó Scioli por amplio margen”

Hizo su campaña presidencial montando una imagen falsa de su matrimonio con Karina Rabolini; a los pocos meses de pasada la campaña apareció con la infartante Gisela Berger de vacaciones en Punta Cana, con dinero público; hace poco le apareció otra novia, la curvilínea Sofía Clerici, quien lo acusa de quererle realizar un aborto, mientras tanto dice que va a ser padre con la otra rubia. Todo un “modelo” de político en la Argentina de estos tiempos.

Dicen que mientras más inmoral sea el hombre, mas despierta los instintos de las mujeres y parece que es cierto. Por lo menos en el caso del famoso motonauta “creado” por Carlos Menem y usado hasta el desgaste por los Kirchner.

Mientras C5N anunciaba con bombos, platillos; Mengolinis y Navarros, que Scioli había ganado “por amplio margen”, Karina Rabolini sufría las infidelidades de un hombre que estuvo a un millón de votos de ser el presidente de los argentinos (y las argentinas, obvio).

Su romance con la “blonda” Berger estuvo plagado de un halo escandaloso desde el principio. Es obvio que la chica no pasa desapercibida, por lo que un viaje a Punta Cana con fondos públicos fue el primer estallido en la convulsionada vida del motonauta.

El avión que los llevó hasta el paradisiaco destino fue un Lear Jet 60 LV BZJ. El vuelo en el que viajaron Scioli; Berger; el exfuncionario del ministerio de Salud bonaerense, Néstor Abel Chudnovsky; y Graciela Espinoza fue operado por Aerorutas. La empresa estuvo bajo investigación por el fiscal Álvaro Garganta y fue allanada unas horas después del romántico viaje.

Scioli, el inmoral 

En la Argentina todo se olvida en unos días y la noticia pasó al olvido. Lo que no pasó desapercibido fueron las notables curvas de la otra en discordia. Ante esta jugada a dos aguas del ex gobernador, realizó una aparición mediática con el “facilitador” del espectáculo, el chimentero Jorge Rial.

“En primer lugar, no hay ninguna tercera en discordia. Sofía Clérici es una amiga y ella misma ha hecho referencia que no pasó nada y que a veces con sus amigos manda fotos porque promueve su ropa interior”.

Como bien lo define Perfil en un párrafo de antología el cual vale la pena reproducir. “Acostumbrado a montar un mensaje de positivismo al cuadrado, ha llegado incluso a contestar respondiendo sobre otro tema, con la habilidad de ni siquiera ruborizarse”. Por ello es que utilizó la pantalla de Rial para el descargo correspondiente.

Así lo consigna el sitio de Fontevecchia, “digno de un culebrón, Scioli pasó por todos los estados. El primer off side fue cuando Berger mostró una serie de chats subidos de tono que él había mantenido con otra mujer, Sofía Clerici. Scioli no pudo negarlos, aunque los minimizó diciendo que se trataba de una amiga. El miércoles eligió a Jorge Rial para reafirmar esta hipótesis y contrarrestar el hecho con la feliz noticia de que será padre a los 60 años. La imagen de Scioli volvió a estabilizarse, aunque la escalada duró sólo 15 minutos: fue ése el tiempo que tardó Berger en salir a decir que el político le había pedido que no tuviera a ese hijo, que estaba separada de él y que ni lo quería ver”.

Todo este desmadre de hechos intrascendentes y soporíferos le jugó a favor a Scioli, ya que su imagen puede haber empeorado, pero mostró dos cosas positivas para sus aspiraciones políticas futuras.

scioli-2

Por un lado, está en todos los canales de televisión y los portales de Internet. Por otro lado se ha convertido en el “macho alfa” de los políticos en la Argentina. Lugar que a Randazzo o a Urtubey les encantaría lograr.

¿Cuán grave puede ser que un político sea un cachafaz? quizás muy poco. Menem engañaba a su mujer con la pulposa “Yuyito” Gonzalez y nadie salía a hacer un escándalo. Sin embargo el FPV, el lugar geopolítico desde donde intentaron posicionar a Scioli, siempre jugó con la imagen de darle a la mujer el lugar en la sociedad que se merece.

Desde allí salieron ideas como el “Ni Una Menos” y a considerar desde el costado discursivo, incluir a “ellos y ellas”, con la hipócrita perorata del “todos y todas”, repetida en los 4.600 minutos, de las 121 cadenas nacionales que protagonizó Cristina Kirchner,  mientras los sesos de todos (y todas) humeaban.

Sin embargo las acciones de Daniel Scioli hacia la mujer mediante constantes infidelidades tiene que encuadrar dentro del destrato. Por ejemplo el final anunciado de su divorcio con Rabolini. Según el sitio Primicias Ya, había un acuerdo con su ex mujer  para no exponerse. Scioli no solo que se no se expuso, fue protagonista de un escándalo mediático de proporciones bíblicas, razón por la cual está furiosa.

¿Qué es ser un inmoral? Es lo contrario a la moral y según la Real Academia española es “el conjunto de costumbres y normas que se consideran buenas para dirigir o juzgar el comportamiento de las personas en una comunidad”.

Scioli es un inmoral y estuvo a punto de conducir los destinos de la Argentina. Pero eso no importa, en un país que no goza del ejercicio de la memoria inmediata. Finalmente lo de C5N era cierto, solo que un poco de entropía. “Ganó Scioli por amplio margen”.

TN
Primicias Ya
Perfil
Fotos: La Nación