Destacadas Notas

#CrimenDelEnfermero / El contexto complicó más aun a Corbalán

El abanico de posibilidades que abrió la investigación del subcomisario Sergio Costello puso el foco sobre el contexto en el que se movían la víctima y su victimario.

DIA 2. “Saber que Federico era homosexual fue clave para la investigación, supimos que era promiscuo y se relacionaba con personas ocasionales, en distintos lugares”, dijo Costello, dejando paso a la entrada de un universo de probabilidades que se maneja con sus propias reglas.

Según el subcomisario, era una persona que iba de “levante” y frecuentaba el Parque San Martín, la Terminal de Ómnibus y concurría con frecuencia a ver películas para adultos al cine Rex.

Esto pone el foco directamente en el hecho de que la víctima y su asesino ya se conocían. Sumado a ello, otra observación de Costello da cuenta de que Corvalán tiene el perfil de ser un “taxi boy”.

Con todo este aluvión de datos se puede inferir que Corbalán sabía de qué Núñez había planeado un viaje a Cancún y que ese hecho podía darle la posibilidad de robarle antes de viajar; si es que no medió otra situación de antemano. Cabe recordar que una testigo dijo haber escuchado un “No” muy enfático en una discusión que contenía dos voces masculinas y que venía de la vivienda del enfermero.

La mecánica del crimen

Evidentemente allí no ocurrió un robo al voleo donde Corbalán saltó por una ventana y se vio sorprendido por el propietario de la vivienda y tuvo que asesinarlo. Lo que ocurrió fue análogamente lo contario, donde hubo –en apariencia– una discusión y con posterioridad se sucedió el trágico final.

Esto viene a colación de un dato que surge de la información emitida por los peritos del CIF, la cual da cuenta de que Corbalán le asestó dos arteras puñaladas con un cuchillo tramontina por la espalda. Esas estocadas ingresaron por el costado izquierdo del cuello, a la altura de la carótida yugular. Luego sobrevino un paro cardiorrespiratorio, seguido de un shock hipovolémico, lo cual causó el deceso de la víctima.

Otro dato no menor es que “Poli” era una persona de importante talla y peso. Unos 110 kilogramos era lo que pesaba el enfermero; mientras que Corbalán es de contextura mucho menor, por lo que en una hipotética contienda cuerpo a cuerpo, desprendida de un conflicto interpersonal, Corbalán sacaría la peor parte, por ello quizás Corbalán tomó esa determinación para evitar una lucha. Especulaciones que toman cuerpo con la llegada de tanta información emitida por los peritos y la investigación de la Policía a cargo del subcomisario Sergio Costello.

Tercera audiencia

El juez Guillermo Pereyra, quien preside el debate oral y público anunció un cuarto intermedio hasta el día jueves 20 de abril, jornada en la cual prestaran declaración indagatoria los testigos: María de Milagro Sarapura, Jorge Daniel Liquin, Mariano Eugenio Cisneros, Víctor Hugo Saavedra y Jorge Fernando Saravia.