Destacadas Notas

Aseguran que si “Chirete” vuelve a Villa las Rosas, lo matan

Son 240 los internos que iniciaron una huelga seca en el penal, luego de que se tomara la decisión de suspender las visitas a familiares después del asesinato de Andrea Neri.

El asesinato de Andrea Neri provocó una reacción en cadena tanto afuera como adentro de la unidad penal de Villa Las Rosas.

Lo sucedido afuera es de público conocimiento, a saber: marchas, protestas por toda la ciudad reclamando más seguridad para las mujeres; Calletti fue el principal blanco de todas las críticas por su habitual inacción e incluso los demás funcionarios de esa aéreas fueron cuestionados por el querellante de la familia Neri, nada más ni nada menos que el mediático penalista Santiago Pedroza.

Pero dentro de la cárcel la historia es otra. Allí la cabeza de Chirete ya tiene precio. Una fuente confió a MUY CRITICO que, de regresar Herrera a esa unidad penal, no duraría ni días, ni horas, serian minutos, ya que lo esperan para asesinarlo. Con el agravante de que Andrea era familiar de un recluso.

Otra fuente confió que son tan estrictas las medidas que ni siquiera se puede entrar de ojotas, cuestión que los familiares de los internos no llegan a entender la razón de determinaciones tan fútiles.

Después de semejante “hazaña” por parte de Chirete, solo se permite el ingreso de familiares directos que estén debidamente identificados.