Destacadas Personajes

Scioli y Berger volaron en un avión de línea… esta vez pagaron

Se fueron a Roma en un avión de línea. Llegaron por separado a Ezeiza para abordar el vuelo que los llevó a Europa. El ex gobernador está bajo la lupa del fiscal Álvaro Garganta por utilizar fondos públicos para sus viajes personales.

Por Truman Sarapura

Daniel Scioli y Gisela Berger fueron descubiertos por la televisión cuando estaban a punto de viajar a Roma, Italia.

Sí la crónica fuera para un tabloide del corazón comenzaría con la frase de la infartantre rubia: “Son cosas nuestras. Chicos… no voy a hablar ni voy a comentar nada”, pero como aquí la frivolidad no encuentra lugar en donde abonar una cuota de contenido, habría que comenzar diciendo que, esta vez, la pareja SI pagó de su bolsillo un viaje romántico a la ciudad del coliseo.

Sucede que Daniel Scioli, un hombre que está teniendo muchos problemas con la “verdad”, ya que le cuesta reconocer la construcción de su propia realidad, se había ido de viaje con su –por entonces– “amante” a Punta Cana con dinero de los bonaerenses, quienes no son tan permisivos como los habitantes del interior del país, quienes hacen la vista gorda ante los flagrantes lujos en los que viven permanentemente sus funcionarios públicos.

Por entonces, y en aquel viaje a República Dominicana, el ex gobernador la había “disfrazado” a su novia de azafata, para disimularla entre la tripulación. Y no se trató de una fantasía sexual de Don Scioli, como bien apuntó el periodista Gabriel Levinas.

Matrimonio por conveniencia

Mientras el ex gobernador de Buenos Aires mostraba la distorsionada realidad del “matrimonio” con Karina Rabolini en el circo de Tinelli, en la mesa de Mirtha Legrand y en cuanto lugar asistiera en campaña, el motonauta se las pasaba de juerga acabada con su flamante novia.

Si bien la vida privada de cada uno es asunto de la intimidad de cada quien, en el caso de Scioli, a la “joda” se la pagaba el pueblo, ya que sus viajes de placer salían de los impuestos de los ciudadanos.

¿Por qué Scioli uso a Karina Rabolini para su campaña como imagen?

La respuesta a esa pregunta solo la puede responder una ciencia llamada Semiótica, la cual estudia el comportamiento de los signos en el lenguaje, en otra palabras un hombre “solo” no puede aspirar a un puesto que requiere de “imagen”, del hombre que todo lo puede –si y solo si– es respaldado por una fiel mujer. En otras palabras “detrás de cada gran hombre hay una gran mujer”.

Hubo líderes como Alfonsín o Menem, que llegaron a presidentes con matrimonios disueltos, pero que guardaban la forma ante la prensa y la opinión pública. Es tan así, que Rabolini hasta un rodete a lo Eva Perón lucía en los actos y en la televisión.

Según consignó Clarín, el viaje a la Ciudad de Roma se conoció en las últimas horas, en momentos en que más complicada es la situación judicial que enfrenta el ex gobernador y fallido candidato presidencial del kirchnerismo. Las causas judiciales –y sobre todo las pruebas– se acumulan y salpican también a su pareja.

Por su parte, el fiscal Álvaro Garganta tiene en su poder un informe de Migraciones que confirma que Scioli viajó a Cuba junto a su novia durante la campaña electoral, haciéndola pasar como parte de la tripulación. Se trata de un vuelo realizado en julio pasado, con un costo de casi 1,5 millón de pesos.

Clarín