Sucedió en el programa de Fantino, “Animales sueltos”, cuando Guillermo Moreno tuvo otro capítulo de violencia verbal.

La violencia tiene distintas formas de manifestarse. La violencia no solo puede mostrarse a través del lenguaje corporal, por ejemplo, a través de un golpe sino también, mediante la violencia verbal ya que las palabras, y especialmente, la forma en la que se comunican dichas palabras también puede transmitir agresividad. Guillermo Moreno es un violento.

Fue secretario de Comercio Interior desde el año 2005 hasta el 2 de diciembre de 2013, en ese periodo mostró toda su furia con quien no “media” lo que determinaba su INDEC. Amenazó y maltrató a mujeres, como lo hizo con Paula De Conto, una despachante de aduana, a quien destrató en una reunión mantenida en el despacho de Moreno con representantes de una empresa brasileña. Estos hechos son por los que Eduardo Feinmann lo tildó de “cagón”.

«Yo salía de mi auto, me crucé a Guillermo Moreno, que se estaba sacando una foto con alguien, y antes de entrar me dijo que tenía que hablar conmigo», dijo Feinmann y agregó: «No hablo con uno de los hombres que destruyó la República Argentina».

«Fue en C5N, cuando yo conducía el noticiero de la tarde, y en ese momento Moreno había maltratado a dos mujeres: Sandra González y una despachante de aduana, que lo denunció por maltrato y amenazas».

«En ese momento yo me acuerdo que había una campaña que decía «Sácale tarjeta roja al maltratador y en ese instante Moreno estaba maltratando mujeres, eso es violencia de género, y eso para mí, de un hombre, es de cagón».

«Estábamos en la calle, yo no lo fui a buscar. Nos encontramos de casualidad, ni sabía que trabajaba con vos. Es un mentiroso y no se la banca, si se la banca que me espere».

Ahora Moreno desfila por medios de comunicación y hasta le dio una entrevista a la Nacion, donde, según él, lo aplaudieron.

https://www.youtube.com/watch?v=Q1L03_LBt8s

 

 

 

 

 

 

Publicidad